domingo, 3 de abril de 2011

ACEPTEMOS LA CRÌTICA

Cesáreo Silvestre Peguero.
 

Quienes carecen de madurez lo demuestran al rehusar ser  criticado por sus  actuaciones.
A pocos les agrada que le cuestionen en cualquiera de los aspectos.
Muchos sienten que se le está degradando o rebajándole su ego.
Esto suele ocurrir por ignorancia o falta de humildad.

Se prefiere ser adulado en lugar de criticado, el destacado científico británico Isahia Berlín encomienda a que se escuche o se prefiera leer más los autores que nos critican que los que coinciden con nosotros.
•El pensador  recomienda la crítica por sus efectos benignos sobre la salud intelectual: leer con más frecuencia a los autores que nos adversan que a los que opinan como nosotros.
En realidad, la crítica cuando es incisiva (punzante) les duele, pero sana la intolerancia y nos ayuda a converger con quienes no siempre se estará de acuerdo. La crítica, como la lluvia, paga sus gastos. Simón Guerrero. En todo caso, la crítica debe estar enmarcada en un juicio razonado y constructivo.                                
La crítica se pone de manifiesto en las  producciones  artísticas, en  las obras teatrales, en el ámbito deportivo y en los temas literarios.
Existen variadas diversidades de críticas: teatral, crítica artística, crítica televisiva, crítica musical, critica científica y demás.
Ojala este tema haya servido de algo a quienes rechazan rabiosamente toda crítica considerándola malintencionada; constituyéndola en  factor de enemistad perpetua, producto del orgullo y la inmadurez.

No hay comentarios: