martes, 5 de abril de 2011

AL NACER…


Por Cesáreo Silvestre Peguero

La mayoría de los niños lloran al nacer como si presagiaran la penuria que les tocará vivir. Algunos nacen en casuchas o barrancones, otros en ricas mansiones.
Un  grupito tiene al nacer todos los lujos ante ellos, otros carecen de lo básico para subsistir.
Esto es parte del contraste paradójico de la vida.
Aunque haya diferencias de clases sociales, ante la presencia de Dios todos tenemos igual aceptación e importancia.

No hay comentarios: