domingo, 10 de abril de 2011

El Dr. Luís Ernesto Villegas Benjamín: Un Remanente de la Medicina Dominicana.

Por Cesáreo Silvestre Peguero.
Se entiende como remanente aquello que queda de algo. En esta ocasión, quiero hacer referencia a lo que persiste en el Dr. Luís Ernesto Villegas Benjamín seguidor de la sana filosofía de aquel noble médico griego del siglo V a. C., (Hipócrates), quien practicaba la medicina como un consagrado ministerio. Fundó escuelas de medicinas y, fue de esos grandes maestros que alcanzó una gran reputación como médico porque, no se dedico al comercio vulgar de la medicina, como lo hacen hoy día muchos “médicos”. El se eximio de actuar como muchos de los médicos de hoy, no porque en esos tiempos remotos de su época no hubiese la ocasión de actuar sin escrúpulos como muchos lo hacen en la actualidad. 
El se manejaba con recto criterio y por la convicción de moral que poseía. Hipócrates fue autor de varias obras que forman parte de la Colección hipocrática. Fue un importante médico de la antigüedad que demostró con lealtad como se debía ejercer ese sagrado oficio en el que muchos hoy se han corrompido, practicando el aborto e imponiéndole a muchas damas realizarse Cesárea sin requerirlo, solo para obtener dinero a cuesta de artimañas que le generan pingues ganancias. Hipócrates, estableció la relación entre la enfermedad y algunas condiciones en las que los pacientes vivían. Puso de manifiesto su capacidad de observación que le condujo a fomentar la salud para evitar la enfermedad, es decir, la prevención. En alusión  a su nombre, se estableció el juramento hipocrático como estandarte; esos señalamientos  recogen un conjunto de normas de conducta que los médicos debían cumplir en el ejercicio de su profesión, aunque dicha normativa se ausenta mucho de la practicidad en las labores médicas que se realizan en estos tiempos. Considero de importancia citar el juramento hipocrático, ya que el mismo recoge un conjunto de normas de conducta que los médicos debían cumplir en el ejercicio de su profesión, pese a que muy pocos hacen suyos estos principios éticos y mórales. Hipócrates además, estudió la importancia de la alimentación o del estilo de vida como medio para evitar las enfermedades. -Dejo como  doctrinas médicas la sensatez y el comedimiento que hoy se ha abandonado por muchos que ejercen la medicina, pero que aun preservan en sus labores medicas, profesionales de la medicina como lo es el Dr. Luís Ernesto Villegas Benjamín, un autentico hacedor de los principios hipocráticos. El Dr. Luís Ernesto Villegas Benjamín nació en la capital de la República dominicana el 9 septiembre de 1975 en el hospital San Lorenzo de los Minas, hijo de los padres dominicanos: Luis Ernesto Villegas Mojica y la señora Juana Benjamín de Villegas. Sus hermanos: Maxdiel Osvaldo Hernández, Israel Villegas Benjamín y Luisa Milagros Villegas Benjamín (Hermana Melliza).Todos nativos de San Pedro de Macorís.
Este joven talento, desde muy pequeño, había pensado ser un médico cirujano porque se sentía atraído a esa profesión. Lejos de esa gran realidad, dado a sus limitaciones económicas. Sin perder de vista su objetivo, y tras la terminación del nivel primario en la escuela Luis Arturo Bermúdez (Mixta).  
A los 14 años  se integro a la Cruz Roja Dominicana en San Pedro de Macorís, como socorrista, al mismo tiempo de estudiar la secundaria en el Liceo José Joaquín Pérez, donde estudio  el 1ro y 2do Teórico, luego concluyo el 3ro y 4to  de bachiller en la Escuela Nocturna Santa Lucia. Para ese entonces  laboraba en la Zona Franca Industrial de San Pedro de Macorís. Luego de terminar sus estudios secundarios: Trato de realizar una carrera técnica o profesional, dice haber  tocado puertas pero no se abrieron y al no contar con los recursos necesarios prosiguió trabajando en la Zona Franca Industrial. 10 años después de estar laborando en ese Complejo Industrial y con una familia formada, Dios puso en su corazón la visión  y el deseo de estudiar una carrera profesional con la ayuda de su padre Luis Ernesto Villegas Mojica y de su hermano, comenzó los estudios psicológicos clínicos en la Universidad Adventista Dominicana UNAD extensión  Santo Domingo, los fines de semanas, pero después del dos semestres se transfirió a la carera de  medicina en la Universidad Central del Este UCE.  El Dr. Luis Ernesto Villegas Benjamín  es rescatista actualmente, instructor profesional, técnico de emergencia medicas (TEM-P) y  para medico. El es un profesional  que se dedica a la labor de rescatista en el Cuerpo de bomberos de San Pedro de Macorís. Ha sido parte también de otros organismos de socorro como lo son: Cruz Roja Dominicana, Defensa Civil y Cuerpo de Bomberos, esta última, institución a la que pertenece.

Este joven valor de la medicina dominicana colabora con  Misterio de Salud Pública Emergencias y Desastres.
En la catástrofe ocurrida en Haití el 12 de enero de este año 2010, este joven médico estuvo allí ofreciendo sus servicios médicos y de auxilios de rescates y, en estos tiempos de amenaza de contagio del cólera, este galeno altruista ha estado realizando importantes conferencias a los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día de la Sultana del Este, de la cual es miembro de la Iglesia Adventista Roca de la Eternidad, barrio Las Piedras. Sector Miramar.  
Además, ha  ofrecido y está ofreciendo orientaciones a las distintas organizaciones y al público en general. He sido testigo de las ponencias que este profesional ha ofrecido en torno al Cólera  y de otras enfermedades. Reciénteme  efectuó un seminario sobre las Prevenciones del Cólera y los cuidados del Mismo. El es un diestro profesional de la medicina, capaz y con vocación de servicio. Se entrega con autenticidad en todo cuanto concierne al bienestar humano. Pareciera como si fuese un medico de 30 años en el ejercicio de la medicina y es que, su calidad es tangible. Todo el que conoce a este joven médico, es testigo de sus cualidades. Este naciente profesional es miembro de una familia humilde que se había radicado en el bario las piedras de Miramar desde muy temprana edad surgió el deseo en el de ayudar a sus padres con el difícil rol  de mantener el hogar, porque lo que sus progenitores devengaban en termino económico no era suficiente para mantener el hogar. Doctor, a tan joven edad en ese tiempo, P. ¿Cómo lo lograba usted aportar al hogar? R. Comience a trabajar a la edad de 9 años.
Pero, ¿a qué tipo de trabajo te dedicabas? R. Botando basura, vendiendo palitos latigosos, Jalao, maní de lata, maní en palo, china, limpiaba Zapatos, trabajaba albañilería, carpintería, desabolladora y pintura, panadero, carretero, motoconchista, deleavery. ¿Cómo lograste hacerte profesional, en medio de tus limitaciones? Bueno: Con una familia en los hombros, sin empleo y sin recursos comienzo a estudiar medicina. Para entonces con lo de la liquidación del trabajo de la Zona Franca compre un motor y motoconchaba, de 7 a 10 de la mañana con una mochilita al hombro porque a las 10:00 am tenía que entrar a clase, para luego regresar a motconchar  a las 2:00 de la tarde y de esa manera me mantenía todos los días, motoconchado y estudiando. Luego conseguí un trabajo de envíos en una freiduría de 8 de la tarde a 10:45 de la noche y luego a las 11:00 pm me iba a la zona franca donde amanecía trabando hasta las 7:00 del amanecer para entrar a las 8:00 am a la Universidad y así cada día por espacio de un año y medio, luego entre al internado y así comienzo a trabaja como paramédico simultáneamente hasta graduarme el viernes 29 de octubre 2010 de medico en la Universidad Central del Este UCE. Luego de haber hecho esta referencia de este digno ciudadano, solo me resta albergar la esperanza de que las madres dominicanas y del mundo, sigan proveyendo a la humanidad de seres humanos útiles, con la vocación de servicio que tanto se requiere hoy día. En donde mucha de la juventud de hoy   no tiene como norte ser altruista y pensar en sentido colectivo como siempre  ha actuado este joven médico dominicano que se distingue  por el nivel de calidad del ejercicio medico  que ofrece a nuestro país, en donde la medicina  se ha convertido en un negocio común. Pero, toda regla tiene su excepción y, las excepciones, deben ir en aumento: Amen.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Woω, this aгticle is faѕtidious, my
younger sіster is аnаlyzing these kinds of things, therefore I am gοing
to conveу her.

Feel free to vіsіt mу web-sitе - macbook repair butterworth

Anónimo dijo...

I was ωοnԁerіng if you ever cοnsidered changіng the page laуout of youг site?
Itѕ vеry ωell written; ӏ lοѵe what youve got to sаy.
But maybе you could а little moгe in the wаy of сontent
sо people coulԁ connect with
it better. Youve got an awful lot of text for only having 1 or two imagеs.

Μaybe you could space it out bеtteг?


my blog post macbook repair malaysia

Anónimo dijo...

Thіs blog ωaѕ... hοw ԁo уou ѕay it?
Relеvant!! Finally I've found something that helped me. Appreciate it!

Look at my site :: Iphonerepaircheras.Newsvine.com

Anónimo dijo...

In fаct no matter if sοmeone doеsn't be aware of afterward its up to other people that they will help, so here it takes place.

my web-site: iphone repair kuala Lumpur

Anónimo dijo...

Ӏ got thiѕ web pagе from my pal whο informed me regarԁing this site and now this time I am browsing this
ѕіte and reading very informаtiѵe contеnt аt this place.



Herе іs my blog :: www.purevolume.com