lunes, 11 de abril de 2011

Cuando se es prolifero

Por Cesáreo Silvestre Peguero. 
elperiodismoconsentido@gmail.com
                                                                            
En el ámbito intelectual, para ser prolifero, se requiere expandir los conocimientos, multiplicarlos, hacerlo abundante  por doquier y en bien colectivo, así lo ha hecho el  Lic. Miguel Phipps Cueto, quien hace suya la proliferación en su abundante acervo literario. Él  ha sido  un escritor que ha expandido y enarbolado la
cultura,  lo ha hecho con sentido provechoso. Él es un  escritor instructivo. Así lo hemos percibido quienes sus libros hemos  leído;  –ellos: nutren y enriquecen al más elocuente de los letrados. Sus obras  han sido acogidas con gran éxito. En sus escrituras, él conjuga el estilo clásico con el contemporáneo. Combina el pasado con el presente. La ortodoxia la une con la modernidad, así lo hace al plasmar sus escritos para un público del ayer y del presente. Por la calidad y nutrido contenido de sus obras, la Secretaría de Estado de Educación aprobó la publicación de tres volúmenes de cuentos infantiles de este exitoso escritor petromacorisano. Esos textos de Miguel Phipps son ya material de apoyo para la comprensión lectora y el comentario enunciado de los escolares del nivel básico. Cada volumen consta de cinco cuentos y una presentación del Secretario de Educación, Melanio Paredes, donde explica que “el citado compendio literario contribuye con la formación en valores como lo exigen las vigentes normas de educación.” Los libros escritos por él “presentan explicaciones de cómo aprovechar dicho contenido para promover la comprensión expresa y leída por parte de las y los estudiantes.” Es lectura masiva porque cada volumen representa una tirada de 50 mil ejemplares que serán leídos no solamente por igual monto de escolares de básica, sino también por los integrantes del hogar que, aran suyas esas lecturas por saber en qué consiste el contenido de lo que leerán los hijos en las escuelas públicas. La formula en la escritura de cada cuento infantil de Miguel Phipps se desarrolla como una alusión evidente complementando así el texto lingüístico. Cada enseñanza se hace suplementaria, con su colorido y su dibujo, la acción comunicada se hace efectiva por los personajes a través del lenguaje hecho símbolos. En los cuentos que integran los tres volúmenes compendio,  se observa una progresión del léxico de modo que los maestros y maestras se vean comprometidos a explicar el significado de cada nuevo mensaje o insten a los alumnos y alumnas a buscar en el diccionario el sentido de las palabras en su entorno
discursivo. Entre sus libros, figuran: Obras Literarias: Novela: Hombres, mujeres y gallos;  El calvario de la traición. Cuento: Duendes en la noche, La mano sagrada, El seno de lo prohibido, Las hogueras del infierno y Cuentos de Barrio.
 Además, Literatura Infantil: La lechuza hambrienta y el astro sol, La hormiga cocinera y el escarabajo pelotero, El roedor fanfarrón, Crisálida, Nacimiento Divino, Dientesano, La niña que se convirtió en flor, El pajarito perdido, Luciérnaga, Plumas de vanidad, El sapito delincuente, El regalo más bello, Castillito de arena, La ranita comilona, La araña y el mosquito sabio, Alas Doradas, Disputa Acuática, El carreterito soñador, El pollito universitario, Viaje a la oscuridad, El cangrejo y su compadre, el camarón; La abeja presumida, Verruguitas de colores, El achuchoncito de la selva, En busca del tesoro perdido, El príncipe de la envidia, El entierro del ciempiés, La hormiga quisquillosa, La ranita de la virtud, La niña y el ruiseñor, La diosa del jardín, Croa, El fucú del cuco, La magia del néctar, El perro que salvó al niño. Poesía: Poemas a la patria. Himno: Consuelo Mío. Tomos Cuentos infantiles, Tomo 1; Cuentos infantiles, Tomo 2; Cuentos infantiles, Tomo 3; Cuentos infantiles, Tomo 4; Cuentos infantiles, Tomo 5; Cuentos infantiles, Tomo 6; Cuentos infantiles, Tomo 7; y  Cuentos Infantiles
de mi País. Los Tomos 1, 2 y 3 de Cuentos Infantiles, forman parte del currículo de la Educación Básica Dominicana. En las citadas obras, se disfruta de la calidad literaria de este  connotado literato  que prestigia nuestra región oriental. Miguel Phipps,  es oriundo del ingenio consuelo.  El  hecho de él ser de ese limitado municipio, no le ha impedido alcanzar el desarrollo prominente como ser humano y como profesional. La calidad de este diestro comprobado le ha merecido el honorable logro de haber sido reconocido por los organizadores de la XIII Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2010 en donde hubo un espacio dedicado a honrar a escritores y artistas nacionales e internacionales. El evento, tuvo lugar en la Plaza de la Cultura Juan Pablo Duarte, en Santo Domingo, capital Dominica; en donde fue distinguido por sus faenas literarias. La Academia Dominicana de la Lengua, Correspondiente de la Real Academia Española, eligió al licenciado Miguel Phipps, Presidente del Consejo Editorial de la Universidad Central del Este, (UCE) como MIEMBRO CORRESPONDIENTE DE LA JUNTA DIRECTIVA de de esa alta Casa de Estudios. Su calidad y su fructífera labor literaria, le mereció esa distinción de tan honorable posición en esa institución académica que enaltece nuestra región oriental.  
Miguel Phipps Cueto, académico, poeta, cuentista, novelista, narrador de literatura infantil, nació en el Ingenio Consuelo, Provincia San Pedro de Macorís, el 23 de enero del año 1955. Hijo de David Phipps (Inmigrante Cocolo) y Venecia Cueto (dominicana).  Miguel Phipps Cueto casó con la señora Juana Modesta Cabrera, con la que ha procreado tres hijos: Juan Miguel, Carlos Miguel y Yamell Idelkys.
Su preparación profesional incluye Maestría en administración Educativa Post-Grado en Supervisión educativa, Post-Grado en Metodología de la Enseñanza, Licenciado en Educación, Mención Biología y Química, Maestro Normal Primario, Diplomado en alta Gerencia de Recursos Humanos y Diplomado en Código Laboral.
Entre sus temas de ensayo y disquisición intelectual están Ciencia, Tecnología y Sociedad: Retos Transcendentales; ¿Por qué se oponen al cambio las personas?; Paz...Ciencia y Tecnología; La enseñanza: Prioridad Educativa; La literatura infantil y juvenil como instrumento de la Educación; Hacia una política del fomento del libro y la lectura en República dominicana.
El no reconocer los meritos de este útil escritor consuelence, sería una insensatez de quienes   no valoren a ese meritorio y consagrado  literato dominicano. Hoy cuando la literatura ha sido suplantada  en parte, por las vacanadas y trivialidades   que se unen a la transculturización  y las  apetencias  desenfrenadas  del desconocimiento atroz. 
Es tiempo de reconocer,  a  quienes han contribuido con el fomento y la expansión del acerbo cultural que hoy tanto se requiere  en esta sociedad tan materialista, en la cual se vive muchas  veces de  espalda a la cultura, desconociendo que esta ennoblece al hombre y lo hace vivir  en sociedad más humana y civilizada.  A los que se dedican a escribir, para instruir, debe sele  apoyar por parte de los diferentes sectores  empresariales, económicos  y sociales, en esto, las diferentes universidades  del país, deben involucrarse en el apoyo, patrocinio y en el auspicio de todo lo que es el rescate de los valores, culturales  y literarios, que hoy tanto se requieren, ante los anti valores que cunden por doquier. A los que nos dedicamos a escribir, nos califican de ilusos en ocasiones, pero  tenemos nuestras convicciones.
Las palabras escritas, son permanentemente efectiva por que perduran en el devenir del tiempo. -Esto queda de manifiesto cuando nos edifican aun esas frases lapidarias que fueron plasmadas por esos grandes Hombres de la literatura Griega, entre ellos Aristóteles, Sócrates, Plantón y otros. -Es de ahí la importancia de escribir,  de decir para instruir. Ese es mi sentir.
Aquí cito, solo algunos de los tantos  reconocimientos, hechos a Miguel Phipps Cueto: Hijo Distinguido; de la provincia de San Pedro de Macorís, mediante resolución No. 15/2004. Hijo Meritorio del Municipio de Consuelo, mediante resolución No. 32 /94. Reconocido por la Academia Dominicana de la Lengua. Egresado de honor de la Universidad Central del Este. Galardonado: Un siglo de Protagonistas Macorisanos.
La Presidencia de la República, le ha reconocido, además del Consejo Nacional para la Niñez, CONANI. Colegio Cristo Rey. Escuela Divina Providencia. Colegio Psicopedagógico. Colegio Villas del Mar Internacional.
Instituto Nacional Técnico-Profesional (INFOTEP).Central Romana, CxA. Suprema Corte de Justicia. Movimiento Cultural Dominicano. Feria Internacional del Libro 2004: Mejor Pabellón de Literatura Infantil.
La Revista OH Magazine, le eligió como el escritor del año para formar sus páginas centrales. Por su calidad literaria, el periódico Listín Diario público su cuento perfecto: Virginidad Sacrílega; y en el mes de diciembre del 2004, el mismo periódico publico de manera completa su libro Nacimiento Divino.
En el año 2002, la Revista Ahora, le catalogo como uno de los autores más leídos en nuestro país.  De hecho su libro: El Seno de lo Prohibido fue el más vendido en el año 2002.  Y su libro Las hogueras del  infierno. -Publicado en noviembre del 2003, se agoto en 17 días.
En Reconocimiento a su preparación literaria, Miguel Phipps Cueto es jurado permanente ante el Premio Nacional de Literatura a toda una vida y mediante decreto el Presidente Leonel Fernández, le nombro en el más alto nivel cultural de nuestro país,  que es el Consejo Nacional de Cultura.  
El ministro de Educación explica también que el “escuchar y observar a los adultos leer cuentos, no solo modela el acto de leer ante los pequeños sino que, sobre todo, contribuye con el desarrollo de su comprensión crítica, su vocabulario y amplía su visión del mundo.” Dice que la constancia de más de treinta años dedicado al ejercicio de la literatura infantil ha dado el fruto apetecido por todo escritor o escritora de cuentos infantiles, es decir, la lectura masiva de niños y niñas que un día serán adultos y adultas y llevarán grabada en su cerebro la impronta de aquellas aventuras infantiles que marcan, posteriormente, el gusto por la lectura o el cultivo de la literatura.
“Quien no sabe excusar, ni admirar, es ínfimo”. José Martí.