domingo, 3 de abril de 2011

¿CUÀNTOS VALEMOS?


Por Cesáreo Silvestre Peguero.                                     
  
¿Es difícil descifrar lo que podemos costar? -El precio de un ser humano debía ser invaluable ya que su costo es considerado de gran valor para Dios, tanto así que el divino Maestro nos creó a su imagen y semejanza. En razón de esto me permito decir que todos valemos igual para el creador. Sin embargo, para muchos se vale  por lo que se posea, esto queda comprobado en una expresión: el que nada tiene, nada vale.
Con la citada frase quiérase argumentar que el que posee dinero tiene importancia y el que nada representa lo consideran sin valor. Esto se asume como instrumento despreciativo en degrado de algunos y en alabanza de otros.
Esa actitud ha conllevado a echar a un lado el valor intrínseco del ser humano; en estos tiempos muy poco se toman en cuenta los valores morales; prevalecen los materiales.
Lo esencial es invisible ante la vista humana.
El valor de las personas no debe depender de lo que se  tenga, sino de lo que en esencia  valemos como humanos. Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas.
Porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y con ropa espléndida, y también entra un pobre con vestido andrajos, y miráis con agrado al que trae la ropa esplendida y le decís: siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: estate tú allí en pié, o siéntate aquí bajo mi estrado; ¿no hacéis distinciones entre vosotros mismos, y venís a ser jueces con malos pensamientos?
Hermanos míos, oíd: ¿No ha escogido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman? Pero vosotros habéis afrentado al pobre.
Pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecados, y quedáis convictos por la ley como transgresores.
Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. (Santiago Capitulo 2 verso del 1 al 6. 9 y 10).

No hay comentarios: