domingo, 3 de abril de 2011

EDUCACIÒN COMO PRINCIPIO DE CONVIVENCIA

Cesáreo Silvestre Peguero.
La permanencia humana se hace más duradera si tenemos un buen estado de salud, y una acertada educación que nos abra el surco de la convivencia entre nuestros congéneres.
Hoy día, ante la inversión de valores y la depravación que afecta a toda nuestra sociedad, se necesita que todos implementemos el crecimiento educativo, y sobre todo el nivel educacional de la tolerancia, que es la señal que demuestra el grado de educación que tenemos; el que se debe exhibir en los hogares, en el trabajo y en todos los ámbitos sociales en que se escenifique nuestra participación.
La escuela no cumple únicamente una función de transmisión de información y de formación de competencias.
El sistema educativo puede desempeñar un papel determinante en la modificación de los comportamientos democráticos y de convivencia, no sólo en quienes asisten a la escuela, sino también en los padres y en las comunidades en donde se ubican”.
Esa es una de las principales conclusiones que arroja la investigación: Sistema Escolar, Comportamiento Democrático y Convivencia; realizada por un grupo de investigadores de la Universidad del Rosario y la Fundación Volvamos a la Gente, coordinado por Clemente Forero.
La educación se demuestra; es una actitud, es más que un tecnicismo pedagógico, de ahí su manifestación como principio de la convivencia.

No hay comentarios: