lunes, 4 de abril de 2011

EL EFECTO DE PUBLICIDAD


Por Cesáreo Silvestre Peguero. elperiodismoconsentido@gmail.com

El desconocimiento publicitario es uno de los factores que inciden en que algunos de los comerciantes muestren desinterés de anunciarse
en los medios de comunicación, desconociendo las ventajas que genera
esa iniciativa.
Olvidan que muchas gentes se motivan a comprar por vía de la
publicidad; esta mantiene vigente a quienes más se exhiben,
permitiendo que el consumidor vea más el producto y se relacione
con la imagen o servicio que se ofrezca.
La publicidad hace que la gente se sienta descontenta con lo que
tiene y deseosa de obtener lo nuevo o eficiente que se esté anunciando; proporciona un deseo que provoca comprar aquello que no se tiene.
Están mal asesorados y hasta errados, aquellos comerciantes o
empresarios que no consideren de interés el anunciarse; ya que se ha
comprobado que psicológicamente el ver permanentemente algo
crea una imagen en el subconsciente que le hace aceptar aquello que
ha visto serle ofertado, y si así no fuera, famosas empresas no
invirtieran tanto dinero en la publicidad. Lo que no se exhibe no se vende.
110 Cesáreo Silvestre Peguero
Ante la tanta competencia existente en el entorno, definitivamente
hay que mercadearse. Se quedan detrás los que no exhiben sus
propuestas publicitarias; ya que, lo que no se muestra no se vende.
La publicidad contiene las herramientas para cautivar o interesar al
posible consumidor; en realidad, anunciarse es una necesidad.
La publicidad gráfica o escrita, es permanentemente efectiva, porque
perdura con el transcurrir del tiempo. Decía el filósofo y científico
alemán Hermann Keyserling que ninguna prueba, ninguna rectificación
ni desmentido puede anular el efecto de una publicidad bien
hecha. De ese concepto se deriva la importancia del efecto de la

publicidad.

No hay comentarios: