domingo, 3 de abril de 2011

FIN Y CAUSAS…


Por Cesáreo Silvestre Peguero.

Todo hecho tiene su fin y toda causa tiene su razón de ser. Algunos acontecimientos tienden acelerarse por razones de causas y efectos. Es decir, tras el paso del tiempo, cosechamos lo que hayamos sembrado; de ahí los resultados como los ahora aquí tratados…;  las consecuencias de los que estos sembraron.
Saddam Hussein, amo de un Estado, con el ejército más poderoso de su zona, 8 palacios, el    yate más caro del mundo; temido, odiado y amado, todo hasta el fanatismo. La ejecucióN de Saddam Husein tuvo lugar el día 30 de diciembre de 2006 aproximadamente a las 06:05 hora local (03:05 GMT), como sentencia del juicio, el ex dictador fue condenado a la horca. Se le ejecutó en presencia de un clérigo, un médico y un juez, además de un gran número de testigos. Su cuerpo fue entregado a sus familiares para ser enterrado en su ciudad natal de  Tikiit.
Terminó su ejército destruido, sus palacios quemados, sus estatuas derribadas, su yate hundido.
Adolfo Hitler tuvo el dominio de casi toda  Europa y el control de las tres cuartas partes del mundo.
Terminó su vida escondido en un sótano, acosado por sus enemigos, viviendo en precarias condiciones y suicidándose en total impotencia. Ida Amín Dada -fue soberano sin soberanía, terror de todos los gobernantes africanos; multimillonarios, dueño de harenes, vidas y propiedades. Terminó su vida en el exilio, acosado, en reclusión “domiciliaria”; pobre, enfermo, loco, hambriento.
Rafael Leonidas Trujillo Molina-fue  dueño absoluto de un Estado, capataz de una finca grande de millones de esclavos; árbitro del destino de los suyos y de otros en el exterior.
Terminó su vida emboscado por  sus enemigos; tiroteado a diestra y siniestra; sin alguien que lo ayudara, dando tumbos en solitario en un camino oscuro, mortal, hasta caer sin vida.
En estos hechos extraídos de la “enciclopedia,”  Don Álvaro Arvelo hijo, se demuestra que: todo pasa, excepto Dios; a él sea la gloria.

No hay comentarios: