domingo, 3 de abril de 2011

INDIVIDUALIDAD PERSONAL

Cesáreo Silvestre Peguero. 


Cuando se respeta la independencia se es democrático, es decir, se valora el estado de derecho que es correspondiente al uno o al otro en todos los planos.
En algunas relaciones de parejas, no siempre se consideran el uno al otro sus propios espacios, el hombre y la mujer se creen tener una propiedad uno del otro como si fuesen un objeto cualquiera, y cuando esto se manifiesta parecen ser autómatas que no se rigen por sí mismos sino por el segundo que los manipula a su antojo.
Esto se manifiesta en ambos sexos. Pero esta forma posesiva y egoísta abunda más en algunos de nosotros, los hombres, cuando pretendemos coartar el derecho que les asiste a las damas de tener su propia individualidad personal. El amar no es asfixiante; se debe entender que, el otro tiene su individualidad.
Debemos cambiar si queremos madurar en la individualidad personal  y en sentido general.
No me refiero al individualismo, sino a la individualidad.
El individualismo es creerse autosuficiente, creyéndose que no se depende de las demás gentes.
Esa actitud es muy nociva y perjudicial; ya que quien la manifiesta se centra mucho en sí mismo, en su tonta verdad; no así la individualidad, que debe aceptarse como algo correcto; porque el amor debe hacernos libre sin atadura alguna.

No hay comentarios: