domingo, 17 de abril de 2011

LAS AGRESIONES CONTRA LOS PERIODISTAS

 Por Cesáreo Silvestre Peguero. 


Se tiene como mártir, a esos hombres y mujeres que mueren o padecen
mucho en defensa de convicciones y causas de bien común, los que se han resistido a aceptar un sistema opresivo, aquellos que se han mostrado dispuestos para declarar lo que se pretende callar de los opresores e intolerantes.
Los periodistas dominicanos que han asumido roles de mártir:


Abrahán Rodríguez (Wigui) asesinado en 1970, Orlando Martínez.
-Asesinado por varios impactos de bala mientras conducía desde
su trabajo, el 17 de marzo de 1973Era un columnista de 30 años que criticaba las violaciones de los derechos humanos, durante el período
de gobierno que encabezó el Dr. Joaquín Amparo Balaguer Ricardo
en la llamada era de los 12 años. A Balaguer se le vincula con la muerte de ese periodista que cuestionaba tajantemente los actos de corrupción y violencia durante el mandato que asumió el indicado ex presidente.
En el libro que él escribió Memorias de un Cortesano en la era de Trujillo, dejó una página en blanco, señalando que alguien que le sobreviviría la llenaría, lo que no ha ocurrido pese a los años de haber fallecido el ex mandatario dominicano.
Narciso González -era un destacado periodista, abogado y profesor

universitario, escribía en la Revista La Muralla y El Periódico El Sol. Ese comunicador desapareció el 26 de mayo 1994, en la gestión de gobierno de Joaquín Balaguer.
El desaparecido comunicador, escribió las razones que definían al
entonces presidente, y en su escrito le consideró como perverso; eso despertó ira en el ex gobernante.
Un día antes de haber sido secuestrado, Narcisazo pronunció un
discurso en el que denunciaba el fraude electoral ocurrido en los
comicios presidenciales y señalaba a los jefes de la Policía, del
Ejército y de la Fuerza Aérea como cómplices de Balaguer.
Se cree que esas declaraciones y otras hayan sido las causas de la
desaparición del comunicador.
Después de muchos años, Oscar López Reyes se pliega a la infame versión policial que da cuenta que Narcisazo se quitó la vida por deudas. Esas desacertadas declaraciones se divulgan en el libro que puso a circular, el periodista Oscar López Reyes, quien plantea la
teoría de que el desaparecido profesor universitario Narciso González
(Narcisazo) se suicidó porque habría sido víctima de frustraciones
políticas, familiares, económicas y de salud.
La obra “Crímenes contra la prensa: Atentados y censuras en República
Dominicana refiere supuestamente que Narcisazo tenía dos años
agobiado por una depresión profunda y había confesado a amigos
íntimos que “se mataría y que nunca lo encontrarían”.
Diversos sectores de la sociedad han refutado esas artificiales
consideraciones de López Reyes, a quien consideran haberle dado justificación a los informes infundados suministrados por la policía nacional de República Dominicana. Oscar López Reyes, pone en duda la versión de secuestro, tortura y muerte del catedrático
Universitario, en la página 598 del polémico libro que él escribió.
Gregorio García Castro.- Redactor del Periódico Última Hora.
Asesinado el 28 de Marzo del 1973. Marcelino Vega: Asesinado a tiros por la Policía Nacional el 7 de abril del 1981.
La muerte de ese comunicador se cometió mientras el informador
seguía los hechos de protestas en los que obreros del Ayuntamiento
del Distrito Nacional se movilizaban reclamando sus derechos
laborales en la gestión gubernamental del ex presidente Antonio
Guzmán Fernández.
Guido Gil, detenido y posteriormente desaparecido, el 17 de enero de
1967 lo apresaron durante la gestión del gobierno de Joaquín Balaguer,
al que la sociedad exigió una explicación sobre su paradero pero nunca
se determinó.
Plinio Díaz. -Desaparecido el 7 de octubre del 1974; un Vehículo que conducían sicarios al servicio del gobierno lo detuvo sin razón
alguna desapareciéndolo.
Enrique Piera fue asesinado a balazos durante el gobierno
denominado “Los doce años” que encabezó Joaquín Balaguer. El
comunicador era padre de la destacada productora de televisión
Nuria Piera.
El periodista de la ciudad de La Romana José Agustín Silvestre de los Santos (Gajo), un valiente periodista, director de la revista “La Voz de la Verdad” y conductor de un programa del mismo nombre en Caña TV, fue secuestrado por varios individuos y posteriormente
asesinado. Tras ese horrendo y abominable crimen, el cadáver de ese digno representante de la verdad, fue encontrado con dos disparos
próximo a la comunidad El Peñón, a unos 200 metros de la Autovía
del Este, a cinco kilómetros de San Pedro de Macorís.
Ese hecho se cree haber sido perpetrado por personeros ligados al narcotráfico y organizaciones criminales que operan en todo el país.
El periodista José Agustín Silvestre (Gajo), fue asesinado por sus constantes denuncias contra el narcotráfico.
Al comunicador se le había conocido un caso por supuesta
difamación e injuria al fiscal José Polanco Ramírez de La Romana, el
comunicador romanense había sido apresado por el juez Francisco
Domínguez, quien tenía ordenado tres meses de prisión en su contra
y una garantía económica de 200 mil pesos. En esa ocasión, el
malogrado comunicador, fue golpeado y esposado por la seguridad
del tribunal. Ese apresamiento se había convertido en persecución.
Meses más tarde el periodista fue asesinado, quien había sido
secuestrado en La Romana, ciudad donde él residía y se había
caracterizado por enfrentar el narcotráfico a través de su revista La
Voz de la Verdad y de los diferentes programas que el comunicador
conducía. Tras ese hecho, el juez de instrucción permanente del
distrito judicial de la provincia San Pedro de Macorís, dictó prisión
contra tres acusados de secuestrar y asesinar al periodista José
Silvestre, en La Romana.
El magistrado Ramón Alberto Barri encontró elementos que
comprometen como cómplices del crimen contra el comunicador, a Junior Elvin Canario de Oleo, Franklin Lugo Mejía, sindicados como autores materiales del asesinato y a Dennis Junior Serrano
(Presión), y como autor intelectual se cita a Joaquín Espinal Almeyda
(Daniel) y/o Matías Avelino Castro y Elvin Canario de Oleo, a
quienes se les acusa de haber participado como autores materiales
en el rapto y posterior asesinato del periodista, quien según la Policía
el comunicador fue ejecutado por órdenes del Cartel del Este. Otro caso: Vicente Normando García Reyes, Camarógrafo asesinado
en Santiago República Dominicana, sin que se hayan apresado a los autores. -Fue ultimado junto al taxista José Romero. -Ambos
recibieron diez y doce balazos en sus cuerpos respectivamente.
Identifican autor intelectual del asesinato de periodista José Silvestre.
Después de casi un año de ese horrendo asesinato, jefatura de la Policía
Nacional y la Procuraduría General de la República anunciaron el
apresamiento de uno de los autores de la muerte del periodista José
Silvestre e identificaron como autor intelectual del crimen a Joaquín
Espinal Almeyda (Daniel) y/o Matías Avelino Castro, quien se encuentra prófugo. También indicaron que tienen ubicados a otros dos cómplices
que podrían ser apresados. Descartaron en principio investigar al
fiscal de La Romana José Polanco, contra quien se había querellado
el comunicador.
En Bolivia: Queman vivo a un periodista
El periodista boliviano Fernando Vidal, dueño y director de radio Popular del pueblo sureño de Yacuiba, fronterizo con Argentina, fue quemado por desconocidos cuando conducía un programa, informó esa emisora.
El periodista Esteban Farfán, de ese medio de comunicación, dijo a Efe que cuatro personas con los rostros cubiertos con barbijos ingresaron
a la radio, derramaron gasolina sobre Vidal, de 78 años, y los equipos de la emisora y encendieron el fuego.
Vidal está en terapia intensiva en un nosocomio al haber sufrido quemaduras de tercer grado en la cabeza, el pecho, el estómago y los brazos, según mostraron los canales de televisión.
Según Farfán, Vidal, que también es su suegro, hace periodismo desde
los 18 años, y en los últimos días ha sido muy crítico con los políticos
de la provincia del Gran Chaco, que pertenece a la jurisdicción del departamento de Tarija.
La policía de Yacuiba ha detenido a tres personas para investigar si están vinculadas con el atentado sufrido por el informador que minutos
antes del ataque analizaba el tema del contrabando en la zona fronteriza con Argentina.
Las reveladas reseñas ponen de manifiesto el precio que hay que
pagar en el ejercicio de esta labor, cuando se ejerce este oficio apegado
a los principios que le dan razón de ser.
Las agresiones contra los trabajadores de la prensa no paran,
periodistas asesinados en Colombia ascienden a más de 130 en los
últimos 13 años, según la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).
En 57 de los casos se comprobó que los asesinatos estaban relacionados
con el oficio. Entre 1993 y el 2007 ha habido 16 condenas, el mismo
número de procesos archivados y 25 en recolección de pruebas.
Héctor Tapia Miranda Reportero gráfico del Semanario Impacto, de la columna de La Calera, fue brutalmente agredido por cuatro individuos con características de pertenecer a grupos neonazis, lo interceptaron y golpearon con diversos objetos contundentes en su rostro, dejándolo inconsciente.Estaba realizando un reportaje acerca de estos grupos que tienen
inquieta y atemorizada a la comunidad.
Las violentas represalias contra la prensa por parte de las facciones del conflicto civil Colombiano representa la fuente más peligrosa
de agresiones del Hemisferio Occidental.
En el balance “Periodismo Bajo el Filo de la Espada”, se destaca que entre otras partes del mundo, en América Latina “la violencia contra los periodistas continúa”.
Cientos de trabajadores de la prensa han perdido sus vidas en sus labores informativas. No existen protecciones efectivas que eviten las agresiones a las y los periodistas, quienes se exponen al peligro al divulgar las verdades con objetividad.
El reportero gráfico Jorge Tortoza, es el otro de los trabajadores de
la prensa asesinado por pistoleros en México. La profesión de
periodista se incorpora, paulatinamente, a las actividades peligrosas
de la vida. Las agresiones ataque o acto que causa daño, la vivieron
este año, en el Perú, nada menos que 194 colegas. Esa cifra, según
los matemáticos, señala a un periodista agredido cada 48 horas.
De ese porcentaje, nos dice la Asociación Nacional de Periodistas en un informe, 89 de los autores fueron civiles comunes, mientras 63, fueron embestidos por funcionarios civiles.
Los ataques no sólo se registraron contra personas sino también fueron víctimas de estas acciones violentas 11 medios de comunicación. De las personas atacadas 157 fueron hombres y 26
mujeres. En esos casos, como suele ocurrir en sucesos de esa naturaleza, la impunidad se ha convertido en una característica común en delitos cometidos contra los periodistas.
Gustavo Alexis Bordones Soteldo fue asesinado con la bandera en el pecho en Caracas Venezuela. En Irak y Afganistán han muerto decenas de periodistas en el cumplimiento de sus labores.
En 17 años (1973-1990), en Chile, la dictadura asesinó o hizo desaparecer a 23 Periodistas, 9 estudiantes que estaban terminando la carrera, 20 fotógrafos radiodifusores y documentalistas.
Son incontables los comunicadores secuestrados y desaparecidos, según el libro “Morir”, “2.905 es el saldo parcial de periodistas asesinados, de ellos un total de 1.853 ejecutados y 1.185 desaparecidos (40,8%) de acuerdo a los datos obtenidos.
En treinta años se han dictado sentencias en escasos 19 asesinatos, apenas el 1,05% de los 1.720 ejecutados, sin que se haya apresado a los responsables, de las desapariciones, con excepción de un caso 0,08% de 1.185 casos.
El presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas
(FELAP), confirmó que más de 800 periodistas han desaparecido
a manos de las dictaduras políticas en América.
México es el país latinoamericano más peligroso para los comunicadores
que profesionalmente tratan los temas de crimen y corrupción.
Han sido brutales los crímenes de comunicadores en diversas naciones.
Se debe emprender acciones contra los países que permiten la
impunidad en los asesinatos cometidos contra comunicadores.
La federación Internacional de Periodistas (FIP) ha revelado un sin número de muertes de comunicadores sociales, sin que se hayan esclarecido estos casos.
En México más de 270 periodistas han sido asesinados en los últimos
25 años, además de desapariciones forzadas, la Federación Latinoamericana
de Periodistas FELAP- ha asegurado que México continúa en el primer lugar en el mundo en asesinatos, desapariciones forzadas y demás atentados y agravios contra los trabajadores de la prensa.
Los homicidios de periodistas se incrementan a partir del 2000 desde esa fecha, son mucho más de 200 los comunicadores ultimados.
Esos asesinatos se mantienen impunes, dando con ello posible meta, mensajes a los periodistas, demostrándose de que siempre han de quedar encubiertos ciertos sectores ligados al narco y a otros sectores ocultos.
El director del periódico “Despertar de la Costa” Misael Tamayo
Hernández, fue encontrado muerto a balazos y con huellas de violencia, en un hotel ubicado a la salida de la carretera Zihuatanejo-Ixtapa, dice la carta denuncia de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX.
Estos sucesos colocan a México por encima de Colombia y Venezuela. En México la cifra de comunicadores asesinados suman más de 81 comunicadores desde el año 2000. A estos se suma el caso de 15 desaparecidos de acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). Las agresiones y asesinatos de los periodistas dejan consigo dolor y luto. Hay que vigilar para que se descontinúe esta mala práctica del crimen contra los comunicadores. En el 2007 fueron asesinados 115 periodistas en 38 países y, en el 2008 más de 95 perdieron sus vidas en sus labores periodísticas, en aras de velar y dar seguimiento a los hechos que acurren en la sociedad. En 2008: 60 periodistas asesinados, 673 periodistas detenidos 929
agredidos, 353 amenazados, Medios de comunicación censurados, 29 periodistas secuestrados.
En el 2009 se perpetraron 76 crímenes, mientras que en el 2010 un total de de 105 periodistas fueron asesinados 51 secuestrados en distintas partes del mundo, incidiendo los casos de asesinatos en
México. Cada vez se percibe menos al periodista como un espectador
externo y ya no se respeta su imparcialidad ni su misión.
En el 2010 ha habido 535 periodistas detenidos, 1.374 reporteros
agredidos o amenazados, 540 medios de comunicación censurados,
151 blogueros y ciberciudadanos arrestados, 52 blogueros agredidos;
y 62 países afectados por la censura en internet. México se destaca
entre esos países, con 10 periodistas asesinados por narcotraficantes
en el 2010 en esa nación azteca fue el país más peligroso para los profesionales de la información entre 2010 y 2011, con 18 periodistas asesinados.
En el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa, el Instituto
Internacional de la Prensa (IPI) indicó que “estos años se han perfilado
como los más letales para los periodistas”.
En el 2011, más de 19 periodistas fueron asesinados en distintos países
del mundo. En México, DF. Varios periodistas han sido hallados asesinados incluyendo jefes de redacciones de importante diarios han sido desaparecido.
El 20 de junio de 2011, un comando armado asesinó en su casa al norte del puerto en Veracruz, a Miguel Ángel Velázquez López, de 55 años (conocido como ‘Milo Vela’), columnista del diario NOTIVER, uno de los más influyentes del Estado de Veracruz, fue asesinado junto a su hijo –un fotógrafo de temas policiales– y a su esposa dentro de su vivienda en el puerto de Veracruz (en el sureste de México), fueron ejecutados vilmente.
En México, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH)
de ese país informó que desde 2005 se han registrado 82 homicidios
y 18 desapariciones de periodistas, además de numerosas denuncias
de agravios y agresiones.
El organismo público defensor de los derechos humanos indicó en un comunicado que en los últimos cinco años se han investigado 28 ataques contra los medios de comunicación en diversos estados.
La CNDH expresó su preocupación por las agresiones a los comunicadores,
las cuales además de violentar sus derechos humanos,
vulneran el derecho de la población a estar bien informada.
El organismo calificó como de “alto riesgo la labor que realizan los
periodistas y comunicadores, en razón del incremento de las quejas
y la gravedad de los ataques perpetrados en su contra”.
Los informes precisan que desde el 1 de enero de 2005 al 30 de noviembre de 2012, dio entrada a 658 quejas de comunicadores por violaciones a los derechos a la seguridad jurídica, la libertad, la legalidad, integridad y seguridad personal, además de violar
el derecho a la propiedad y a la posesión.
La CNDH indicó que las autoridades denunciadas son los organismos
responsables de investigar los delitos, principalmente la Procuraduría
General de la República, la Secretaría de Seguridad Pública, la
Secretaría de la Defensa Nacional y las Procuradurías Generales de
Justicia de Veracruz y la de Oaxaca. Las entidades donde se registraron
los mayores agravios a trabajadores de los medios son el Distrito
Federal, Veracruz, Oaxaca, Chiapas y Estado de México. Debido a la gravedad de esta situación, el organismo ha exigido a las autoridades federales actuar de manera pronta y expedita para evitar que continúen estas agresiones que atentan contra la libertad de
expresión, un derecho constitucional esencial para la vigencia del
Estado de derecho y del régimen democrático.

El desastre se extiende:

132 periodistas fueron asesinados en 2012 mientras ejercían su trabajo
o a consecuencia de sus investigaciones y reportajes, un récord desde 1997, cuando el IPI comenzó a llevar un registro sistemático de los casos de violencia contra la prensa. En un comunicado difundido en Viena, el Instituto Internacional de la Prensa (IPI, por sus siglas en inglés) atribuye el “terrible” resultado
de sus cálculos no sólo a los conflictos y la violencia creciente, sino también a la falta de legislación adecuada para garantizar que la prensa pueda ejercer su función.
“Es increíble que tantos periodistas hayan muerto este año”, comentó la directora ejecutiva del Instituto Internacional de la Prensa (IPI), Alison Bethel McKenzie.
Siria encabeza la lista de los países más mortales para la prensa en 2012 con 39 muertos, seguido de Somalia, con 16 casos, la cifra más alta en este país de los últimos quince años.
El número de periodistas asesinados en el año 2012 bate el récord
anterior, alcanzado en 2009, de 110 casos.
Según el Instituto Internacional de la Prensa (IPI), son varios los factores que han contribuido a un aumento de 30 casos respecto al año pasado.
“Por un lado, los países tradicionalmente peligrosos para los reporteros no han implementado estrategias para limitar los ataques a los periodistas”, se recuerda en la nota.
“Por otra parte, sólo en Siria fueron asesinados al menos 31 periodistas y 8 ciudadanos reporteros mientras cubrían el grave conflicto armado que ha vivido el país árabe”.
El Instituto Internacional de la Prensa (IPI), una red mundial de propietarios, directores y redactores jefes de medios de comunicación, recuerda que en Siria los profesionales de la prensa son con frecuencia tratados como objetivos militares tanto por las fuerzas
del presidente Bachar al Asad, como por la oposición alzada en armas.
Dicho instituto destaca que, dadas las enormes dificultades que afrontan allí los periodistas extranjeros, los ciudadanos que reportan a los medios “han desempeñado un papel importante en la cobertura del conflicto”.
La violencia contra los periodistas ha sido alta también en varios
países de América Latina, lo cual, según el Instituto Internacional de
la Prensa (IPI), “refleja una falta de tolerancia hacia la información crítica e independiente” dados los ataques verbales y jurídicos hacia la prensa de parte de representantes gubernamentales al más alto nivel.
Siete periodistas fueron asesinados en 2012 en México, un país en el que la “autocensura” ya es normal después de años de homicidios, ataques y amenazas contra los profesionales de la prensa. “En algunos casos hay incluso un rechazo total a cubrir asuntos políticos o crímenes, percibido por algunos profesionales como la única forma segura de permanecer vivos”, se señala en la nota.
En Brasil, donde el instituto internacional ha observado un preocupante aumento de la violencia contra la prensa, el saldo mortal del año 2012 es de cinco periodistas. Particularmente peligrosos se han vuelto algunos estados fronterizos del Brasil, como Mato Grosso do Sul, donde ocurrieron dos de esos asesinatos.
El Instituto Internacional de la Prensa (IPI ), ha contabilizado tres
periodistas asesinados en Colombia, otros 14 en Honduras y uno
en Ecuador.
“Es hora de abrir los ojos ante los débiles compromisos verbales, tratados o convenciones que se firmen, ante las frágiles y sombrías
condenas de asesinatos a periodistas. Ya eso no garantiza la libertad de prensa”, alertó la agencia IPI, que está conformada por dos mil redactores, editores, directivos, entre otros.
“En el primer trimestre de 2012, fueron asesinados 29 periodistas a causa de su trabajo”, señala en un comunicado El Instituto Internacional de la Prensa (IPI), organización que contabiliza las muertes desde
hace 15 años. Según la agencia internacional EFE, Siria se ha convertido en lo que fue del 2012, en el país más peligroso para los comunicadores, con 11 trabajadores de la prensa asesinados.
En México, el periodista Víctor Báez Chino fue encontrado muerto, tras un operativo de búsqueda luego de que fuera secuestrado al salir de su oficina. Cartel de las drogas de “Los Zetas” se adjudica la
ejecución del periodista.
El cuerpo de Báez fue localizado, luego de que la noche del miércoles la Secretaría de Seguridad Pública recibiera el reporte de que tres hombres armados a bordo de una camioneta gris, lo habían interceptado a la salida de su oficina, obligándolo a subir al vehículo
huyendo con rumbo desconocido.
En las naciones donde, en principio, los medios son libres, muchos son los reporteros asesinados o que se ven amenazados “por sicarios y policías corruptos”, sobre todo si investigan el crimen organizado.
Siguen en elevada peligrosidad Pakistán, con 16 periodistas
asesinados, y Honduras con 14.
El informe resalta que, en la mayoría de los casos, los periodistas cubrían “noticias de aquellas localidades, en particular hechos de corrupción y otras actividades ilícitas vinculadas al crimen
organizado”. En el área de Internet: 59 periodistas de blogers detenidos, 45, agredidos 1.740 sitios informativos cerrados o suspendidos, 20 colaboradores de medios asesinados un saldo de más de 887
periodistas detenidos, 67 secuestrados 1.511 agredidos 528 medios
de comunicación censurados de acuerdo a Reporteros sin Fronteras.
En el estado de Veracruz, México; Adolfo Sánchez Guzmán y Roberto
Marcos García, el argentino Juan Carlos Caamaño, el chihuahuense,
Roberto Piñón Olivas y Rosaura Cruz se suman a la larga lista de
periodistas asesinados.
En los últimos 20 años se han asesinado más de 406 periodistas en
América. Las indicadas cifras censan los episodios de violencia contra los comunicadores.
Las muertes de los periodistas asesinados en el rol de sus labores han abonado el camino para que hoy disfrutemos de las libertades de
expresión y difusión del pensamiento, en algunos casos algunos
periodistas están prefiriendo callar las verdades para proteger su
integridad física.
La presente y las futuras generaciones de periodistas debemos
seguir haciendo razón de causa para honrar las memorias de los que
rindieron beneficiosos aportes a las labores de la comunicación con sentido ético, moral y humano. Comunicadores que abonaron con
su sangre el derecho a la libertad de expresión y difusión del
pensamiento.
El panorama vil de asesinatos, desapariciones y toda clase de
atentados contra periodistas, pareciera tener el objetivo de socavar
la libertad de prensa y la expresión y difusión del pensamiento, así
como el derecho a la información.
Periodismo Con Sentido 71
Ministro de seguridad en Honduras arremete contra periódico por publicar
video de un tiroteo.
La censura contra la libertad de expresión y difusión del pensamiento prosigue vertiginosamente. A raíz de la difusión de un video que graba el asesinato a tiros de dos jóvenes en Honduras y la publicación de noticias sobre actos violentos en ese país, el presidente de Honduras Porfirio Lobo y su ministro de seguridad culpan ahora a los medios de comunicación de afectar la imagen del país y causar un daño social. El ministro de seguridad Pompeyo Bonilla acusó al diario El Heraldo de cometer una falta de respeto a los familiares de los dos jóvenes muertos por difundir en exclusiva el video de un tiroteo ocurrido el 21 de noviembre de 2012 y cuyos crímenes se mantienen impunes.
Periodistas haitianos manifiestan haber sido agredidos por miembros del cuerpo de seguridad del presidente de ese país Michel Martelly.
Dos periodistas haitianos aseguran haber sido golpeados en repetidas ocasiones por personal de seguridad del presidente de Haití Michel Martelly mientras el jefe de estado visitaba la sede de la cadena radial RFM, el martes 12 de febrero del 2013, informó el sitio web Defend.HT. El propietario de RFM, Rotchild François Jr., divulgó un comunicado condenando los ataques y pidiendo castigo para los responsables.
Atacan a balazos instalaciones de diario y televisora en Ciudad Juárez, México.
Las instalaciones de dos medios de comunicación en Ciudad Juárez, México, fueron atacadas a balazos la madrugada del miércoles 6 de marzo 2013, informó el diario Milenio.
El primer ataque fue contra el periódico El Diario que recibió siete
impactos de bala alrededor de la 1 a.m. y 15 minutos después un ataque similar se registró contra el Canal 44, de acuerdo con El Diario.
Los ataques no dejaron personas lesionadas y hasta el momento, tampoco hay detenidos a pesar de que una cámara de seguridad captó imágenes del vehículo empleado durante el primer ataque.
Tras los hechos, agentes de la policía estatal resguardan las instalaciones
de otros medios de comunicación para evitar nuevos ataques, publicó el diario El Universal. El Gobierno mexicano, los legisladores y los representantes judiciales, en estos cinco años en los que la violencia se ha enseñoreado en la entidad, no han sido capaces de prevenir aclarar y castigar uno solo de los ya múltiples ataques sufridos en los medios de comunicación”, manifestó la Red de Periodistas de Juárez. Cinco días antes, el jefe de la policía municipal de Ciudad Juárez, Julián Leyzaola había criticado la cobertura de temas de seguridad
pública de algunos medios de comunicación y dijo que: “lo único que están originando es que ellos mismos construyan su propia tumba”, publicó El Mexicano el viernes 1 de marzo.
Agreden a dos equipos de periodistas en Venezuela durante cobertura de muerte de Chávez
Dos equipos de periodistas han reportado agresiones en su contra durante la cobertura de la muerte del presidente de Venezuela Hugo Chávez.
El 5 de marzo en la noche, la corresponsal de la cadena colombiana RCN en Caracas Carmen Andrea Rengifo y su camarógrafo fueron agredidos por supuestos simpatizantes de Chávez afuera del hospital donde el presidente murió, reportó la agencia de noticias AFP.
Según el Instituto Prensa y Sociedad en Venezuela, Rengifo dijo que varias personas los abordaron mientras filmaban la concentración de ciudadanos afuera del hospital y empezaron a insultarlos “alegando que ellos representaban a un medio extranjero que publicaba informaciones que no favorecían a Hugo Chávez”.
Los periodistas recibieron patadas en la cara, el camarógrafo fue
lanzado al piso y Rengifo presentó un hematoma en la frente, aunque
resultaron heridos de gravedad, informó IPYS.
El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) condenó el ataque y exigió una investigación inmediata.
En otro incidente la misma noche, el camarógrafo de la cadena hispana estadounidense Univisión César Fuentes fue agredido y despojado de su equipo mientras cubría las reacciones a la muerte de Chávez en la Plaza Bolívar, en centro de Caracas.
De acuerdo a un comunicado del IPYS, el reportero David De Matteis,
quien acompañaba a Fuentes, un grupo de personas empezaron a gritarles “que se fueran del lugar, porque ellos no querían que los medios estuvieran en el sitio”. Un grupo los siguió mientras se retiraban y eventualmente rodearon y golpearon a Fuentes.
Los periodistas pudieron salir en una ambulancia. Este tipo de agresiones no son nuevas ya que los periodistas de medios privados han sido un blanco constante de los simpatizantes del chavismo, dijo al Centro Knight Moisés Arévalo, editor del medio digital NotiZulia. Para los seguidores del presidente, “la prensa es un objetivo militar al que hay que repeler”, agregó.
Emisora de Perú sufre incendio, acusa a alcalde
El intento de amedrentar a la prensa no se detiene en Perú, muestra de esto es que el centro de transmisión de una emisora peruana fue incendiado, ocasionando que haya dejado de transmitir causando pérdidas considerables, informó el portal Ifex. Este sería el segundo atentado en 15 días contra la radio Paraíso de Olmos cuyo administrador vincula a funcionarios públicos, regidores y al alcalde de esa localidad ubicada en la región de Lambayeque (norte de ese país), agregó el portal.
Para José Luis Cobeñas, administrador de la emisora, los ataques podrían estar vinculados con uno de los programas periodísticos que transmitía el cual era crítico a la gestión del alcalde de Olmos,
informó el Instituto Prensa y Sociedad.
Mujeres periodistas en México son víctimas de violencia sexual y psicológica,
detalla informe
En México, al inicio del año 2013, como si no fuera suficiente las agresiones físicas a los miembros de la prensa, ahora se suman la violencia
sexual y psicológica contra las mujeres periodistas en aquella nación mexicana.
Las damas han recibido 115 agresiones en los últimos 10 años con un fuerte incremento desde 2009, según detalla un nuevo reporte de la asociación civil Comunicación e Información de la Mujer. Entre los casos más graves, faltan por resolver 13 asesinatos de mujeres periodistas
en ese país, asegura la misma organización.
México está considerado el país más hostil para la prensa del continente americano, donde tanto hombres como mujeres periodistas son víctimas de amenazas, agresiones y asesinatos.
Lucía Lagunes, directora general de la asociación civil Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC) denuncia que los métodos de agresión contra mujeres periodistas incluyen violencia sexual y psicológica,
a diferencia de los colegas masculinos. El descrédito social y el acoso son formas comunes de atentar contra la libre expresión de las mujeres, explica Lagunes. La organización Artículo 19, calcula que casi 30 por ciento de las agresiones cometidas por funcionarios públicos van dirigidas en contra de mujeres periodistas. “Se considera que existen más agresiones contra mujeres periodistas que quedan sin denuncia”, asegura Lagunes.
En 2011, la editora de una revista en la ciudad de Cancún denunció una campaña de insultos y desprestigio en su contra tras publicar sobre el desvío de recursos del ex gobernador estatal y el caso más conocido es el de la periodista Lydia Cacho, quien recibió insultos y amenazas de violación cuando fue detenida en forma ilegal en
diciembre pasado.
Asesinan a director de radio en Paraguay, RSF sospecha de la mafia
Los asesinatos y violencias contra los miembros de la prensa no se detienen, ahora le tocó al propietario de la estación de radio Sin Fronteras 98.5 FM Marcelino Vázquez de 54 años quien de manera vil fue asesinado en el 2013. El suceso ocurrió frente a su lugar de trabajo en Pedro Juan Caballero, Paraguay, cerca de la frontera con Brasil, informó el sitio Paraguay.com.
Testigos reportaron que alrededor de las 7 p.m. dos individuos
armados interceptaron a Vázquez mientras salía de la estación y
dispararon contra él a quemarropa.
“Sin Fronteras FM trasmite programas de opinión y de información que no evaden ningún tema. Sin duda, Marcelino Vázquez pagó por esta audacia”, dijo la organización. La zona alrededor de Pedro Juan Caballero, capital del departamento de Amambay, es una zona de
cultivo de marihuana, un punto de entrada para el tráfico de drogas y un lugar de constante peligro para periodistas paraguayos y brasileños. Según AFP, el suceso ocurrió en medio de una ola de asesinatos que presumiblemente también están relacionados con el crimen
organizado.
Otro trabajador de un periódico digital en Honduras fue asesinado a tiros.
El horrendo crimen ocurrió el viernes 10 de agosto 2012, informó el Centro de Reportes Informativos de Guatemala (Cerigua). José Noel Canales, trabajaba en el área de monitoreo del periódico Hondudiario, y fue asesinado cuando conducía su auto para ir a
trabajar en el departamento de Francisco Morazán, uno de los más violentos del país, de acuerdo con el periódico Proceso. A pocos metros de su casa, los atacantes esperaron al comunicador a bordo de un taxi para dispararle, de acuerdo con el diario La Tribuna. Hasta el momento, las autoridades desconocen las causas y quiénes podrían ser los presuntos responsables de la muerte del comunicador que murió de varios disparos en la cabeza y otras partes del cuerpo, informó el diario El Heraldo.
El asesinato de Canales ocurrió al mismo tiempo que se realizaba la
conferencia Seguridad, Protección y Solidaridad para la Libertad de Expresión en Honduras, el segundo país con mayor número de ataques contra la prensa en las Américas según revela El Centro Knight para el Periodismo en las Américas sobre las agresiones
contra la prensa en Centro América.
Servicios Profesionales de Comunicación (Seproc) ha recibido
amenazas e intimidaciones así como ataques armados que ha obligado
al personal a cambiar de rutina en el trabajo y en sus vidas cotidianas.
El Comisionado Nacional de Derechos Humanos ha revelado en su más reciente informe que 31 asesinatos de comunicadores se han frecuentado contra periodistas en Honduras, pero 24 de ellos han ocurrido desde 2010, según el periódico La Prensa.
Asesinato de periodista en Perú desata debate sobre seguridad
El pasado 23 de febrero del 2013, el reportero gráfico del diario El Comercio Luis Choy fue asesinado en la puerta de su casa por dos desconocidos quienes le dispararon en tres ocasiones, informó el portal Perú 21. El hecho puso sobre la mesa el debate público en diferentes aspectos del país como seguridad ciudadana, seguridad para periodistas e incluso el tipo de cobertura que reciben los hechos de violencia.
El caso, aún no está claro después de que la Policía Nacional descartó la hipótesis de robo al señalar que ninguna de las pertenencias había sido hurtada así como la posibilidad de que Choy hubiera mantenido una conversación previa con su asesino, informó el diario El Popular, portal La Prensa y el diario El Comercio.
Asesinado locutor brasileño que denunciaba crímenes cometidos en ese país
Un locutor radial reconocido por informar sobre las acciones de grupos criminales fue asesinado a tiros en el municipio de Jaguaribe, interior del estado de Ceará, el pasado viernes 22 de febrero, de acuerdo a una fuente noticiosa. Ese ha sido el segundo comunicador brasileño asesinado desde principios del 2013. El primero asimismo trabajaba para una estación radial en un municipio localizado al norte de Río de Janeiro, lejos del área metropolitana del Estado.
Mafaldo Bezerra Gois, de 51 años de edad, fue asesinado cuando se dirigía a Radio Jaguaribe FM, donde presentaba un programa radial sobre asuntos policiales. Dos hombres armados que se transportaban en una motocicleta dispararon contra Gois, propinándole cinco
disparos, dos en la cabeza y tres en el pecho, según G1. El locutor le había informado a la policía que estuvo recibiendo amenazas durante varios días.
La encargada de investigar el caso cree que el asesinato puede estar relacionado con las denuncias que hacía Gois sobre los crímenes que ocurren en la región. “Él murió por motivos relacionados con la profesión. Despertó la rabia de mucha gente”, dijo la investigadora a
Folha de S. Paulo.
La policía afirmó que había identificado a los posibles asesinos
y que sospechaba que el crimen había sido ordenado por un traficante
de drogas preso en la ciudad de Fortaleza, pero que operaba en Jaguaribe, informó el sitio web Iguatu Noticias.
Se debe garantizar que los periodistas puedan trabajar sin miedo a la intimidación”, dijo el coordinador del programa para las Américas del CPJ, Carlos Lauría.
Parte del Listado de Periodistas asesinados en el pasado año 2012.
Bajo el lema ´Informar no debe costar la vida´, Amnistía Internacional
demanda que la iniciativa de Ley para la protección de personas
defensoras de Derechos Humanos y periodistas sea aprobada.
En mayo Reporteros Sin Fronteras informó que en México 83
periodistas fueron asesinados en una década. Naciones Unidas y
Amnistía Internacional condenaron la violencia contra los periodistas
en México.
Lista de los reporteros asesinados en el año.
6 de enero. Raúl Régulo Garza Quirino, colaborador del semanario Última Palabra en Cadereyta fue asesinado al interior de su vehículo en Nuevo León, México.
28 de abril. Regina Martínez Pérez, corresponsal del semanario Proceso
fue encontrada sin vida en su departamento en Veracruz, México.
3 de mayo. Con huellas de tortura aparecen los cuerpos de Gabriel
Huge, fotorreportero de Notiver, y Guillermo Luna, foto reportero
de la agencia Veracruznews, así como de Esteban Rodríguez,
fotógrafo del Diario AZ, son encontrados en un canal de aguas
negras en Veracruz, México.
13 de mayo. René Orta Salgado por más de 20 años fue reportero de la fuente policiaca para el periódico El Sol de Cuernavaca, fue encontrado en Morelos en el interior de una camioneta, en México.
18 de mayo. Marco Antonio Ávila García cubría la fuente policíaca
para los periódicos El Regional de Sonora y Diario Sonora de la
Tarde. Simulado un día antes, es encontrado muerto en Ciudad
Obregón, Sonora, México. 9 de junio. -Stephania Cardoso reportera
de la fuente policíaca del periódico Zócalo de Saltillo México,
es reportada como desaparecida. 14 de junio. Víctor Báez, editor
de la sección policiaca del periódico Milenio, tras ser plagiado su cuerpo fue encontrado sin vida en Xalapa, Veracruz, México.
Peligra libertad de prensa en Brasil y Ecuador, México tiene mayor cifra
de periodistas desaparecidos: CPJ
Un exhaustivo reporte del Comité para la Protección de Periodistas sobre la situación de estos en el mundo durante 2012 ubicó a Brasil y Ecuador entre los diez países con las peores tendencias contra la libertad de prensa, y nombró a México como el país con el mayor número de periodistas desaparecidos en el mundo.
El caso de Brasil se relaciona con el aumento de periodistas
asesinados, que lo convirtió en el cuarto país más letal del mundo para
la prensa, y la falta de investigación sobre estos crímenes. Asimismo,
el incremento de la censura judicial por parte de funcionarios
públicos, políticos y empresarios quienes utilizan diferentes
mecanismos para evitar que los periodistas publiquen cualquier
información sobre ellos, lo ubicó en esa enumeración.
La desacreditación de medios, le ha dado un sitial a Ecuador. Las organizaciones de protección a los trabajadores de la prensa ha destacado
el caso de cuatro periodistas obligados a exiliarse, así como la clausura de al menos 11 emisoras, en su mayoría críticas del gobierno.
Mientras tanto, México, con 12 periodistas desparecidos, presenta la cifra más alta del mundo (seguido por Rusia con ocho y Congo, Iraq y Ruanda con dos cada uno) y se mantiene como uno de los países más peligrosos para la prensa como consecuencia de la violencia.
Periodismo Con Sentido 79
La nómina de países en riesgos, realizada por primera vez por el CPJ, se basó en cinco indicadores: encarcelamientos, legislación restrictiva,
censura estatal, impunidad en los ataques contra la prensa y cantidad
de periodistas exiliados. El reporte señaló las peores tendencias
contra la libertad de prensa. A Ecuador y Brasil los acompañan naciones como Etiopía, Irán, Pakistán, Rusia, Somalia, Siria, Turquía y Vietnam.
El informe hizo referencia al ataque que recibió la Comisión Interamericana
de Derechos Humanos y su Relatoría Especial para la
Libertad de Expresión ante la OEA. En Argentina se mantiene la “desgastante disputa” entre gobierno y prensa, mientras que Cuba está considerado el noveno país con mayor censura. En Colombia aumentaron las amenazas a periodistas por parte de grupos armados.
Un saldo de 5 periodistas asesinados entre enero y febrero del 2013
La muerte de dos periodistas eleva a cinco los informadores asesinados.
La muerte de los periodistas en Alepo (Siria) y Mogadiscio (Somalia) eleva a cinco el número de comunicadores asesinados en el cumplimiento
de su trabajo en los primeros dos meses del 2013, según los datos del Comité de Protección a los Periodistas (CPJ). El somalí Abdihared Osman Aden, reportero de la red de medios Shabelle, murió tiroteado
por tres desconocidos cerca de su casa en Mogadiscio, mientras
que el francés de origen belga Yves Debay falleció por los disparos de francotiradores en la ciudad siria de Alepo, según se informó.
En total si a los 5 periodistas ya mencionados, asesinados en el presente
año 2013 se le suman los 29 reporteros independientes que se dedican
a informar de lo que ocurre en Siria, cuatro de ellos reporteros
profesionales, han sido asesinados en Siria hasta este mes de marzo
2013, informó la Campaña Emblema de Prensa (PEC) y el Comité de
la Libertad de los Medios de Comunicación de la Asociación de
Periodistas Sirios.
Los periodistas también son secuestrados o detenidos arbitrariamente
ya sea por las fuerzas gubernamentales o milicias civiles. En su totalidad ascienden a 34 los periodistas asesinados, hasta marzo de este año 2013.
Con la desaparición de la “guerra fría” y de los gobiernos de fuerzas que dominaron políticamente en América Latina, con los avances que ha experimentado la democracia como régimen político en el mundo se esperaba el desarrollo de un ambiente de más seguridad y respeto para el ejercicio del periodismo. No ha sido así.
El siglo XXI ha iniciado con un aumento de los asesinatos y
agresiones contra los periodistas y otros trabajadores de la
comunicación. ¿Qué ha pasado con la proliferación de asesinatos contra los periodistas? En estos últimos tiempos han surgido narcotraficantes,
paramilitares, delincuentes constituidos en pandillas, y otros violentos se han sumado a los gobiernos, las fuerzas militares,
policiales, las guerrillas y los carteles de la droga como autores
de crímenes contra comunicadores y medios de comunicación.
Esta multiplicación de actores violentos, informales que no responden
a una dirección política o a un Estado debidamente constituido, dificulta
la seguridad y la libertad con que se debe ejercer el periodismo en diversas partes del mundo. También se dificulta el procesamiento
de los vinculados a los crímenes y sus condenas en la justicia.
La solución compleja y difícil: trabajar por mejorar la seguridad de
todos los ciudadanos, luchar por la solución de conflictos sociales e
injusticia, contra el combate de la delincuencia y contrarrestar el
narcotráfico con efectividad, ese es el camino.
Aumentar la seguridad y el respeto al trabajo periodístico en la
misma medida en que estos nuevos autores de la violencia irracional
sean vencidos y predomine el estado del derecho.
Es deber de todos preservar las conquistas logradas a costa de sangre y sacrificio que los mártires del periodismo han asumido aquí y en los distintos países del mundo, en donde han antepuesto sus vidas por la libertad de expresión y difusión del pensamiento, en reclamo de las desigualdades sociales y de las opresiones políticas.
Espero que el haber presentado estas tragedias, valgan para crear
conciencia en la ciudadanía y en los organismos que les compete velar
por la protección de los ciudadanos y en especial los comunicadores
sociales.
Hay que crear conciencia para que crímenes y agresiones contra periodistas no queden totalmente impunes. Para ello, se requiere:
1ro. Mantener la denuncia y el reclamo de justicia, a pesar del paso del tiempo y de que existan vinculaciones políticas y complicidades
de sectores ocultos, dando así con la captura de los autores materiales
e intelectuales.
2do No dejar perimir los casos ante la justicia y mantener los
expedientes abiertos con las oportunas aperturas y constitución en
parte civil.
3ro. Realizar la recolección de pruebas, indicios y evidencias de parte de los periodistas y otros sectores civiles; que actúen como movimientos
de seguimiento. Presentar las evidencias cuando haya una justicia capaz de darle curso.
4to. Mantener y difundir la conciencia de que nada justifica los crímenes
contra los trabajadores de la prensa y que sus derechos
de libertad son los de toda la ciudadanía.
5to. No desmayar hasta que los autores de los crímenes sean condenados
y aquellos cómplices, protectores y posibles autores intelectuales
sean evidenciados ante la sociedad. Y si no se logra su condena judicial, por lo menos que sufran el castigo moral de la opinión pública
y de la historia. En conclusión que no se tolere socialmente la impunidad.

No hay comentarios: