domingo, 17 de abril de 2011

LOS GROSEROS DE SAN PEDRO DE MACORÌS

Por Cesáreo Silvestre Peguero.  elperiodismoconsentido@gmail.com              

Actuar como grosero es pretender para sí todo; no sólo al comer. Se exhibe grosería en algunos comunicadores de San Pedro de Macorís que se creen ser dueños del espectro periodístico. Por ellos, muchos
comunicadores locales han emigrado a Santo Domingo, y al extranjero.
Cierto “grupito” de élite rancia ha frustrado el sueño de nativos e inmigrantes, a los que han puesto obstáculos, y es que resisten a los nuevos relevos generacionales. Algunos de esos personeros controlan las relaciones públicas de varias empresas, y solo ceden publicidad a
su clan o a quien le ofrezca altas comisiones económicas por debajo.
Quieren todo para ellos, y se turban cuando los demás ascienden.
Colocan espinas y alambres de púas para impedir el paso de los
demás….
Periodismo Con Sentido 105
Ojalá los de pudor no se traten de vengar de esos viciados y
repugnantes que deben ser vistos con pena. -Son como animales hambrientos, en este caso ansían morder el derecho que le asiste a los demás de progresar en un clima de igualdad de condiciones.
Las exclusiones discriminatorias, reflejan lo que reposa en sus
corazones. La mala calidad de sus hechos esparce lo que en sus
mentes hay.
El espíritu avasallador, antagónico y ambicioso no se manifiesta
en todos los que habitan los medios y demás ambientes, observamos
a algunos que no son egoístas, pero se mantienen con actitudes
timoratas, ante los que se rigen con tal insaciabilidad.
Carecen de criterios solidarios y no son sólidos en conducta, ya que
muchos de estos son banales y permisivos, con tal de aclimatarse
a los ambientes, siendo ambivalentes. Esa dicotomía, les hace ser
incoherentes. Son asesinos de ideales. De débil pensamiento, de
convicciones sin firmeza y cambiantes.
Desertores de los valores trascendentes. Han perdido el norte a
seguir. Ya no se estrechan los esfuerzos de aquellos seres humanos
que persiguen lo culto, lo noble, lo íntegro y lo espiritual.
Se han divorciado de todo lo ético y lo moral, en tanto, persiste lo
vulgar, lo apañado que se alía a la difamación torcida.
Se está a punto de extinguirse el pudor. con la indicada actitud,
se hace que en el sistema de vida no prospere la solidaridad, el
respeto, y la colaboración.
La rivalidad por mezquindad: Se hace realidad en la actualidad, en
donde prevalece el ansia hostil de destruir. Con esa actitud, muchos
pseudos periodistas de San Pedro de Macorís, se han rebajado a
simples vivientes desalmados.
106 Cesáreo Silvestre Peguero
Repletos de ambición desmedida por la calidad que no tienen, añorando despertar envidia sin merecerla, por su egocentrismo
y negados a ceder el paso a los demás con tal de justificar que se le
ruegue sin alcanzarlo. Jean-Francoi Real, en el Conocimiento Inútil, resalta que nunca ha sido tan abundante y prolija la información
y nunca, sin embargo, ha habido tanta ignorancia.
Muchos comunicadores se envanecen de sus “conocimientos“,
infundidos de una apoteótica superficialidad, se han convertido en
plásticos desechables. Los descritos, personeros de algunos medios de comunicación y otros grupos sociales, deben aplicarse introspectivas,
(miradas internas) para hacer de su actuar una forma más digna de categoría humana, en sustitución de sus acciones avasallantes.
Enríquez Rojas dice: El hombre es libre porque no es animal, porque puede tomar distancia de sus instintos más primarios y elevarse de nivel.
La libertad debe ser para aspirar a lo mejor, para apuntar hacia el bien, para buscar todo lo grande, noble y hermoso que hay en la vida humana. Dicho en otros términos: Ser hombre es amar la verdad y la libertad.
“Muchas veces el éxito de los malos tiene como base la indiferencia de los buenos”. -Juan Ramón Ovalle Guillén.

Los hombres van en dos bandos; los que aman y fundan, los que odian y deshacen. -José Martí

No hay comentarios: