domingo, 3 de abril de 2011

SER CRISTIANO…


Por Cesáreo Silvestre Peguero.

Del dicho al hecho hay gran trecho, (de lo que se dice a lo que se hace hay mucha diferencia).
Escuchamos algunas personas que se auto-titulan ser cristianos (as); los tales, en su gran mayoría,  desconocen la auténtica practica de serlo.
Ser cristiano es amar debidamente a nuestro prójimo de la misma forma que nos amamos nosotros mismos.
Ser cristiano es poner de manifiesto  los  mandamientos regidos por la Biblia.  -Éxodo 20.
Ser cristiano es abogar por la concretización de la ejecución justiciera.
Ser cristiano es fecundar cada día principios cívicos que den sentido a las relaciones humanas.
Ser cristiano es cultivar la humildad (como Cristo).
Ser cristiano es procurar la unidad, en momentos en que se presenta la desintegración divergente.
Ser cristiano es estar dispuesto a ayudar al necesitado de manera franca y desinteresada.
Ser cristiano es revestirnos cada día con el amor de dar lo mejor de nosotros hacia los demás, sin esperar nada a cambio; gozándose más en dar que en recibir.
Ser cristiano es estar dispuesto a perdonar a quienes nos ofenden con hechos o  palabras.
Podríamos adquirir el título de verdaderos cristianos, siempre y cuando tengamos la disposición de ejemplificar las características de serlo; no porque así nos cataloguemos, sino que sean nuestras acciones las que hablen por nosotros. Como bien dijo Jesús, por sus frutos los conoceréis. San Mateo 7, verso 15 al 19.
Hoy en día el cristianismo se practica en todo el mundo, siendo el 56% de sus miembros católicos; el 24.5% protestantes, el 9.3% Ortodoxos orientales y el 10.2% otras sectas.
Cristiano es una descripción que se deriva del suplicio al que fue condenado a morir en la cruz  Jesucristo,  es desde ese acontecimiento que el término Cristianismo se comenzó a ver como insignia y señal al que sigue la forma que caracterizaba al crucificado Rabí de Galilea. Ser Cristiano no es sólo decirlo, hay que vivirlo asemejándose al carácter de Jesucristo.
¿No es fácil verdad? Pero: todo lo podemos en Cristo que nos fortalece (Filipenses 4:13).
Desde tiempos ancestrales muchos de los que se hacen llamar cristianos han estado apegados más a la teoría que a la práctica al momento de demostrar serlo; tanto así, que el gran pacifista Mahatma Ghandi prometía ser cristiano cuando viese uno actuar como tal.
Esto quería decir lo difícil que le fue ver un cristiano de verdad; y es que, son pocos los que caracterizan en la práctica la vivencia ejemplar de  autentico cristianismo. Él señalado humanista no fue cristiano, y en tanto, actuó como tal más que lo que se hacía llamar.
Las cualidades no se pregonan, se demuestran.

1 comentario:

Ariel Valdez dijo...

Muy bien, gran articulo.

visite mi blog.

y deje un comentario.

http://palenque-palante.blogspot.com/