domingo, 10 de abril de 2011

SINGULARIDAD DE SONIA IRIS REYES


Por Cesáreo Silvestre Peguero.
Es un privilegio ser uno en medio de muchos; aunque parezca no
deseado por el montón, ya que la misión de velar por la niñez
desvalida, es asumir un rol de sacrificio que implica la ardua tarea
de ofrecer ayuda a los niños desvalidos.
A Sonia Iris Reyes, -esto pareciera darle sentido a su vida; dado el interés que muestra por los niños niñas y adolescentes. Así ella lo ha evidenciado como precursora de la fundación Un Mundo para la Niñez en Momentos Difíciles (FUMUNIMODI), entidad que procura la protección de los menores. Esta dama es el verbo de la
filantropía: Se brinda con amor sin esperar compensación. En un
sistema de vida que se mide por lo que se pueda “ganar de lo servido”,
en una sociedad que se rige por la ambición sin el más mínimo amor, a quienes lo manifiestan hay que verle con consideración.
Su mirada plena y sonrisa tierna son sinónimos de nobleza. Su
tamaño físico es el contraste de la grandeza humana que reposa
en su esencia: altruista, sencilla, considerada, respetuosa, franca,
dedicada y abnegada.
Periodismo Con Sentido 115
Ella ha sacrificado su salud, con tal de rendirse a esa misión, de
corazón. Cuando al desvalido le falta protección, se ofrece con
amor.
Las declaraciones en la entrevista con Sonia Iris Reyes: ¿Que te hace
hacer tuyas las causas de otros? R.-: Es un mandato del Señor que
nos amemos los unos a los otros.
¿Te valora la sociedad? -No me inquieta tanto si me valora o no; sí me preocupa el hecho de que no sea apoyado el trabajo que realizo, lamento la indiferencia de la sociedad ante los problemas de otros, especialmente los de la niñez.
¿Qué procuras de la vida? : Ser cada día mejor; conocer mis defectos y mis errores y corregirlos, darme cada vez más a los demás en la medida de mis posibilidades.
¿Qué te parecemos los hombres? :príncipes, reyes, sacerdotes, nobles, inteligentes, sabios, elegantes, protectores; creados para buenas obras cuando se dejan utilizar por Dios y caminan con Él; de lo contrario, son simples, necios, abusadores, corrompidos, insensatos, ingratos etc.; esos no me gustan; aunque Dios puede transformarlos.
¿Qué te preocupa?: La insensibilidad humana y el desamor del
hombre.
¿Qué deseas? Que Dios moldee mi carácter y me ayude a alcanzar
la vida eterna.
El ejemplo de vida y altruismo de Sonia Iris Reyes ha de servir de
paradigma a seguir por los que se consideran de valor.
Como decía el profesor Juan Bosch: El que no vive para servir
no sirve para vivir. Aunque para algunos resulte cruel la citada

expresión, la misma se corresponde con la verdad.

No hay comentarios: