lunes, 18 de abril de 2011

SOBRIEDAD EN MIGUEL GUERRERO

Por Cesáreo Silvestre Peguero. elperiodismoconsentido@gmail.com
                                                                                                                                  
Para ser sobrio, se requiere compostura, cabalidad, e integridad y seriedad por demás.
Las indicadas condiciones y exactitud describe al periodista, escritor e historiador Miguel Guerrero Comunicador que exhibe las cualidades antes descriptas en su forma de conducirse. 
La ética, a todas sus anchas, se centra en este experimentado comunicador dominicano. 
Lo propio queda de manifiesto en los diversos libros que él ha escrito y en la forma profesional que se maneja. Ha ocupado posiciones, entre ellas jefe de prensa del Palacio Nacional.
 Miguel Guerrero es un comprobado comentarista y analista de radio y televisión siendo además, muy buen  columnista de periódicos, productor y conductor de programas televisivos.
Trabajo como redactor del habitual El Listín Diario. En la actualidad, el veterano periodista  escribe “la columna de Miguel Guerrero, que se publica diariamente en el periódico El Caribe.
Hay que reconocer  la calidad narrativa de don Miguel Guerrero, a quien considero uno de los periodistas de mayor profundidad en el análisis histórico y socio político. 
Su nivel queda de manifiesto en los distintos ámbitos en los que ha desarrollado su ardua labor como escritor   y comunicador.
La útil  labor de Miguel Guerrero ha sido reconocida por las instituciones y personas que valoramos sus aportes.
Él fue condecorado por el Gobierno Dominicano, con la orden de Duarte, Sánchez y Mella. Obtuvo también el reconocimiento del galardón El Caonabo de Oro” y otros más...
Miguel Guerrero es nativo de Barahona, provincia del sur de República Dominicana. Guerrero inició su labor periodística en el diario  El Caribe en los años 1974, en el indicado medio, tres años después llega a ser jefe de redacción.
En 1979 desempeñó igual posición en el periódico El Nuevo Día, en Puerto Rico.
Fue director de la Coorporación Dominicana de Empresas Estatales (Corde).
Ocupó también la dirección ejecutiva del Instituto Nacional del Azúcar (Inazúcar), fue miembro de Junta Monetaria y Secretario de Estado sin Cartera.
Sus obras han sido inspiradas en la historia de nuestra República Dominicana.
Sus narraciones han incitado interesantes debates y encuentros de opinión.

No hay comentarios: